Cuota de TV

Alguien enciende la televisión con el mando a distancia

La Society for Consumer and Market Research (GfK) determina diariamente las calificaciones de audiencia en Alemania. Ésta es la única forma de que los organismos de radiodifusión se enteren de los éxitos y fracasos de sus programas y de fijar los precios de la publicidad televisiva.

Análisis del comportamiento televisivo

Desde 1985, la Gesellschaft für Konsum- und Marktforschung (GfK) ha estado analizando el comportamiento televisivo de los hogares alemanes en nombre del Grupo de Trabajo de Investigación de Televisión.

Con la ayuda de dispositivos de medición especiales llamados medidores GfK y controles remotos especialmente diseñados, se examina el uso diario de televisión de 5000 hogares representativos.

Desde enero de 2001, otros 140 hogares cuyos miembros proceden de la Unión Europea han participado en el análisis. Esto evalúa el uso de televisión de los 34,3 millones de hogares alemanes sobre la base de un total de 5640 hogares.

¿Qué son los hogares representativos?

Debido a que no es posible por razones de costo y de organización incluir a todos los hogares con televisión en el estudio de uso de la televisión, se crea una imagen representativa a escala reducida de los hogares con televisión alemanes, el llamado «panel», utilizando métodos estadísticos complejos. Los hogares del panel fueron seleccionados por la investigación de GfK TV y han acordado participar en la investigación de TV durante un período de tiempo más largo.

Las características que se utilizan para seleccionar hogares son, por ejemplo, la distribución regional, el género, la edad, el tamaño del hogar y el número de hijos, la escolaridad del jefe de hogar, el tipo de vivienda (condominio, apartamento alquilado, casa), el equipamiento con bienes de consumo duraderos (por ejemplo, ordenadores, portátiles, tabletas) y las actividades de ocio de los miembros de la familia.

¿Cómo funciona la medición?

Todas las personas de tres años o más que vivan en uno de los hogares seleccionados, cuando ven la televisión, inician y cierran la sesión mediante un botón de persona individual en el mando a distancia especialmente desarrollado para este fin.

El medidor GfK registra el encendido, apagado y encendido del televisor, así como el uso de videograbadoras, videojuegos y teletexto. Todos los procesos de uso se registran en el segundo.

El medidor de GRP consta de tres partes: el dispositivo de medición real, el control remoto y la pantalla. El dispositivo de medición real, que se puede ocultar en el hogar, se conecta directamente al televisor.

La pantalla muestra la fecha exacta, la hora y, cuando se enciende el dispositivo, la abreviatura de la estación. Además, los usuarios pueden ver si han iniciado sesión o cerrado la sesión.

Los datos recopilados se guardan en el GfK-Meter y se envían por teléfono a la computadora central de GfK en Nuremberg por la noche. Allí se evalúan y están disponibles para su recuperación a la mañana siguiente.

Los miembros del grupo de trabajo de investigación de televisión, incluidos los de las emisoras ARD, ZDF, los proveedores privados RTL, ProSieben Sat.1 Media SE y otros licenciatarios de las agencias de investigación de medios, publicidad y medios de comunicación, tienen acceso a los datos.

Vista exterior de la sede de la empresa de investigación de mercado Gfk (Society for Consumer Research) en Nuremberg (Baviera).

Vista exterior de la sede de la empresa de estudios de mercado Gfk

¿Para qué son importantes los datos?

Los precios de la publicidad, por ejemplo, se calculan sobre la base de los datos obtenidos. Además, los datos de uso de las estaciones de radio y televisión forman la base para los análisis relacionados con los programas, que pueden utilizar para identificar los éxitos o fracasos de su estrategia de programas o programas individuales.

Dado que el sistema de evaluación se basa en datos de personas individuales, con su ayuda se pueden extraer conclusiones demográficas o relevantes para el marketing.

Para los proveedores de publicidad, por ejemplo, puede resultar interesante saber si el grupo de edad que utiliza habitualmente una determinada oferta televisiva se corresponde con el grupo objetivo de su publicidad.

Y para una emisora ​​puede ser importante saber si las mismas personas que utilizan la oferta de televisión también acceden al teletexto.