Joyas de mano

Uñas de colores

Las manos son ideales como portadores de joyas. Se pueden vestir, rodear y pintar. Las manos hermosas son realmente llamativas. Cuentan algo sobre la personalidad de una manera sutil y sofisticada. ¡Inténtalo tú mismo!

Mehndi – Pintura a mano ingeniosa con henna

«Mehndi» es un término para el tinte del arbusto de henna y para el maquillaje de henna tradicional. La forma ceremonial de pintar de pies y manos es un ritual de casi 5000 años de antigüedad en Oriente.

Las mujeres de la India, Marruecos y otros países islámicos han convertido la pintura a mano en un gran arte. Por lo general, ingresa a la casa un artista especial, que usa pinceles finos y plumas puntiagudas para aplicar los patrones entrelazados en las manos de la anfitriona.

En la India, las futuras novias usan las joyas de henna, que en este caso las usa una pariente femenina. La decoración puede durar todo un día, tras lo cual la obra de arte se seca durante la noche. A la mañana siguiente, se quita la costra de henna y se vuelve a dibujar el patrón.

Los adornos y rizos rojo anaranjado adornan el dorso de la mano de la mujer decorada hasta por un mes. También en Occidente, los tatuajes efímeros de henna se han puesto de moda y se ofrecen como joyas para el cuerpo en estudios de tatuajes especiales, sin un significado tradicional.

Una mujer oriental pinta la palma de una niña con henna

Bonita artesanía

Anillos – signos de solidaridad

Probablemente el anillo más famoso de la actualidad es el «One Ring» de la novela «El señor de los anillos» de JRR Tolkien. Fue forjado en el fuego de las Montañas del Destino y le da a su portador el poder de dominar el mundo.

Debido a su forma mágica sin principio ni fin, el anillo ha sido una pieza de joyería popular y común en todas las culturas desde tiempos prehistóricos. Algunos anillos tienen un significado simbólico y sirven, por ejemplo, para proteger contra los malos espíritus.

Otros anillos sirven para propósitos prácticos, como un anillo de veneno, en polvo como último recurso para el usuario, o el anillo de sello. Los anillos también se pueden usar como un signo externo de riqueza.

En el mundo occidental, una pareja intercambia anillos cuando se casan. Según una antigua costumbre, el novio de la novia coloca el anillo de bodas en el dedo anular de la mano izquierda. El dedo anular es el dedo más inmóvil, es el menos activo y, por tanto, se considera el más limpio. En el dedo de los novios simboliza su consentimiento para contraer el vínculo matrimonial. Muestra la unión de la pareja.

La moda de los anillos de hoy se preocupa poco por los significados simbólicos. Los anillos se usan en todos los dedos en todos los colores y formas según el estado de ánimo los tome y, en el mejor de los casos, expresen el estado de ánimo del usuario.

Un hombre pone un anillo de bodas en el dedo de una mujer.

Conectando joyas

Uñas – joyas de cultivo propio

Las uñas son un vestigio de la evolución. Hoy apenas necesitamos nuestras garras. Las uñas humanas crecen alrededor de un milímetro en diez días y, por lo general, deben cortarse con regularidad porque no se usan lo suficiente en el uso diario.

Las uñas largas también solían ser un símbolo de estatus para los hombres. Demostró que no tenías que hacer ningún trabajo manual pesado. Pero como eran un estorbo para todas las demás actividades, uno se limitaba a la uña del dedo meñique.

Las uñas largas todavía se usan hoy como joyería. Para evitar las molestias, muchas mujeres usan uñas pegadas que se pueden quitar en el trabajo. Muchos estudios de uñas ofrecen cuidado de uñas y uñas artificiales en todos los colores y longitudes.

Guantes: un accesorio de moda y un uso práctico.

Los guantes se utilizan hoy como protección contra el frío, al limpiar, al hacer jardinería o en el quirófano. Están hechos de cuero, caucho, con o sin látex, hechos de tela, lana o seda.

Aún así, los mejores días del guante han terminado. El enfoque está en el uso práctico, solo decoramos nuestras manos con telas finas en algunas ocasiones.

En la Edad Media, por otro lado, los espléndidos guantes formaban parte del atuendo del rey. Estaban hechos de seda púrpura y bordados con perlas y piedras preciosas. El guante de hombre era un símbolo de poder, el guante de mujer era una promesa de amor.

En el siglo XVIII o XIX, el guante era una prenda de vestir casi indispensable. Se consideró travieso extender la mano desnuda a modo de saludo. El caballero tenía un par de guantes adecuados en su armario para cada ocasión. Estaban hechos de los mejores materiales y siempre estaban limpios y ordenados.

Hasta bien entrado el siglo XX, el guante de colores coordinados era un accesorio importante en la ropa de noche y un símbolo de estatus. Hoy en día, la variedad de moda se encuentra principalmente en guantes deportivos. Se crean modelos adecuados para golfistas, conductores, ciclistas, ciclistas, esquiadores, boxeadores, patinadores y muchos más: el verdadero profesional usa el guante adecuado.