La industrialización de la Jura de Suabia

Dibujo en blanco y negro del puente del Rin cerca de Waldshut

La Jura de Suabia en su totalidad sigue siendo una zona bastante rural hasta el día de hoy. Sin embargo, hubo centros de asentamiento industrial que fueron considerados centros de innovación durante los últimos 200 años y siguen teniendo vigencia en la actualidad.

ferrocarril

Con la construcción del ferrocarril a mediados del siglo XIX se colocó una importante piedra angular para la industrialización del Alb. Sin embargo, esto solo afectó a las áreas donde se consideró que una conexión valía la pena. Esto dio lugar a una industrialización desigual y una urbanización diferente del Alb.

La canción popular «Uff der Schwäb’sche Eisabahna» expresa claramente esta discrepancia entre el mundo moderno y el rural. La construcción de los ferrocarriles permitió traer mano de obra de las ciudades si era necesario y, al mismo tiempo, una conexión entre los sitios de producción remotos y las metrópolis.

Industria textil

Por todo Laichingen, los telares traqueteaban y se tambaleaban en las casas, y de repente industriales como la fábrica de tejidos Pichler de Stuttgart (1876) se unieron a ellos. Produjeron mantelería, de modo que se crearon puestos de trabajo y, finalmente, la pobreza también disminuyó.

Al mismo tiempo, el auge del algodón trajo telares mecánicos al Alb y condujo al establecimiento de grandes fabricantes de algodón, por ejemplo en Heidenheim. La industria del tricot se desarrolló en Albstadt y pronto comenzó a realizar entregas en el extranjero. La industria del papel, que producía para la industria textil, surgió en interacción mutua. La ropa interior de marca conocida todavía se produce en Alb en la actualidad.

Además, ahora hay textiles técnicos: alrededor de 60 empresas Techtex tienen su sede solo en la región de Neckar-Alb, y producen textiles especiales como trajes de protección, textiles para necesidades médicas y ortopédicas y textiles técnicos para la industria automotriz y la construcción de aviones. Representa una industria que es única e importante para Alemania como ubicación comercial.

Una sala de tejido alrededor de 1857

Una sala de tejido alrededor de 1857

Industria del hierro

La fundición de hierro jugó un papel especial en la Jura de Suabia desde el principio. A principios del siglo XIX, por ejemplo, la fábrica de hierro de Königsbronn an der Brenz, con su alto horno y fundición, era una empresa modelo en el procesamiento de mineral de piedra.

Las empresas de procesamiento de metales como WMF también jugaron un papel importante. WMF se fundó inicialmente para la construcción del Geislinger Steige antes de que se hiciera conocido hoy con la producción de cubiertos después de la Primera Guerra Mundial.

En muchos lugares, industrias como la mecánica de precisión se desarrollaron en Balingen (balanzas de Bizerba), y hasta el día de hoy la industria de instrumentos quirúrgicos y dispositivos médicos se encuentra en Tuttlingen, el fabricante de papel «Voith» en Heidenheim, la industria de tejidos metálicos en Reutlingen. , la empresa Osram en Herbrechtingen Giengen / Brenz se hizo cargo de la empresa Bosch y la fábrica Zeiss en Oberkochen.

Pobreza y espíritu de retoques

El clima, el suelo, el agua y el viento siempre han hecho que a la gente de aquí le resulte más difícil cultivar la tierra que, por ejemplo, a la gente de la cercana zona de Neckar. La industrialización emergente en el siglo XIX ofreció buenas oportunidades y el lema «La necesidad hace inventivo» a menudo funcionó.

Muchos inventores e invenciones proceden de la Jura de Suabia. Los inviernos eran largos, por lo que no es de extrañar que la gente tuviera tiempo para desarrollar algo.