Testigos de Jehová

Revistas con el título "La atalaya".  title =

«Nos gustaría hablarte de Dios.» Casi todo el mundo ha recibido la visita de los testigos de Jehová, la gente educada con la revista, en la puerta de su casa. «La atalaya». A prueba de Biblia, amigable y convencido de haber encontrado el camino al paraíso en la tierra.

El fundador: Charles T. Russell

El fundador y primer presidente de los testigos de Jehová fue Charles T. Russell, hijo de un comerciante de telas en Pensilvania, EE. UU. Sus padres eran presbiterianos, es decir, seguidores de una rama de las Iglesias Evangélicas Reformadas, y así criaron a su hijo.

A la edad de 14 años se cambió a los congregacionalistas porque los sintió más liberales. Pero no pudo compartir su idea de que el destino de las personas está predeterminado y que los incrédulos tienen que sufrir en el eterno infierno de fuego.

Entonces se unió a los adventistas. Estos se enfocan en el regreso de Jesús. Para Russell, también, el tema del fin de los tiempos siempre ha sido central.

«Portavoz de dios»

En 1870 fundó su propio grupo de estudio bíblico, que es en sí mismo el «Estudiantes de la Biblia serios» llamado. En 1877 vendió sus acciones en la tienda de ropa de su padre y se dedicó por completo a sus actividades religiosas.

Recibió un cuarto de millón de dólares por la venta de sus acciones, una suma inmensa y un buen capital inicial para su empresa religiosa. En 1879 fundó su primera revista propia: «Atalaya de Sion y heraldo de la presencia de Cristo», el precursor de la actualidad «La atalaya».

Dos años más tarde, fundó la Watchtower Company, que se registró legalmente como sociedad anónima en 1884. Esto debería hacerse cargo de la producción y distribución de la revista.

Entonces, el comienzo de los Testigos de Jehová no marca la fundación de una comunidad religiosa, sino la de una empresa. En 1931 se nombraron a sí mismos «Estudiantes de la Biblia serios» en «Testigo de Jehová» alrededor. Basado en Isaías 43, versículos 10 y 11: «Ustedes son mis testigos (…). Yo – yo soy Jehová, y fuera de mí no hay Salvador.»

Para mantener bajos los costos de producción y distribución de la revista, Russell fundó la «Familia betel»que todavía existen hoy. «Templo no conformista» viene del hebreo y significa «Casa de Dios».

Los testigos de Jehová usan el término hasta el día de hoy para sus instalaciones de producción central en las que se producen los escritos de la Sociedad Watchtower. Los empleados reciben comida y alojamiento gratis por su trabajo a tiempo completo, además de una pequeña cantidad de dinero de bolsillo.

Russell también ha dado forma a la distribución de la revista hasta el día de hoy. Pidió a sus lectores y seguidores que dedicaran al menos la mitad de su tiempo al servicio del campo mientras distribuían la literatura de La Atalaya.

Hasta el día de hoy, el servicio del campo ha desempeñado un papel importante en la vida de los Testigos. En 1907, Russell se refirió a sí mismo en un artículo de la Watchtower como «Portavoz de dios»quien la verdad a la «otros sirvientes» pasa.

Dios como único comandante

En los años siguientes, dos presidentes en particular dieron forma a la Sociedad Watchtower. En primer lugar, el sucesor de Russell, el abogado Joseph Franklin Rutherford (1869-1942).

Para él, Jehová Dios era el único comandante, por lo que las estructuras democráticas quedaron excluidas. Vio a la Sociedad Watchtower como «organización teocrática», derivado de las palabras griegas «Theos» por Dios y «Krat (e) ía» por regla o gobierno.

La jerarquía es piramidal. A la cabeza está Cristo, quien por medio del Espíritu Santo «Órgano rector» Guías. Este es el máximo órgano de gobierno de los testigos de Jehová en la ciudad de Nueva York. A principios de 2018 estaba formado por ocho hombres.

El Cuerpo Gobernante tiene la autoridad de enseñanza a la que deben someterse todos los testigos de Jehová. En la época de Russell, las congregaciones aún podían elegir a sus presidentes, los llamados ancianos, eso ya había terminado. A partir de ahora, todos los funcionarios deben ser designados desde la sucursal respectiva. Este sigue siendo el caso en la actualidad.

Un ejército de publicadores

Después de Rutherford, Nathan H. Knorr trabajó para mejorar la producción de los productos Watchtower, aumentar las ventas y abrir nuevos mercados de ventas. E introdujo la formación de empleados.

Los testigos de Jehová ya no deberían considerar la literatura como algo simple «vendedor ambulante» difundir, en lugar de predicadores elocuentes. Por lo tanto, desarrollaron el «Escuela teocrática de predicación», durante el cual se entrena retóricamente a los testigos una vez por semana. Hasta el día de hoy, esta es una parte central del estudio de un testigo.

Knorr también presentó los congresos distritales, distritales e internacionales. Aquí los testigos no eran forasteros, sino que podían sentirse como parte de una gran multitud.

Nuestra propia traducción de la Biblia también contribuyó a este nuevo sentimiento de unión: la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Los testigos todavía lo citan hoy. A pesar de la oposición del presidente Knorr, el 1 de enero de 1976 el poder del presidente se amplió a los miembros del «Órgano rector» repartido.

Según sus propias declaraciones, hay casi 170.000 testigos en Alemania en 2018 y casi ocho millones en todo el mundo.

La lectura correcta de la Biblia

Los testigos de Jehová creen que su nueva traducción de la Biblia fue inspirada por Jehová Dios, que la traducción se apega particularmente al texto original y también está escrita en un idioma comprensible. Los testigos de Jehová no han publicado esta traducción para «el autor divino» al honor.

Creen que no todo en la Biblia debe tomarse literalmente. Revistas como «La atalaya» o «¡Despierto!», publicado por la Sociedad Watchtower, interpretado por la «Órgano rector».

Todos los enemigos de Dios serán destruidos

Los testigos de Jehová conceden gran importancia a tener el nombre correcto de Dios «Jehová» es. No hay vocales en hebreo, por lo que el nombre de Dios en el Antiguo Testamento es: YHWH.

La mayoría de investigadores cree que «Yahweh» es la traducción correcta. Pero los testigos de Jehová creen en la traducción de un monje del siglo XIII que combina a YHWH con los signos vocales que lo acompañan del título divino Adonaj (Señor) y por lo tanto traduce Jehová.

Los testigos de Jehová ven a Jesús como un ser creado por Dios. Para ellos no forma parte de una trinidad, como en la fe cristiana, por ejemplo. Creen en la guerra de Dios «Armagedón» todos los enemigos de Dios serán destruidos. Después de eso, comienza un reino de paz de 1000 años.

144.000 «verdaderos testigos de Jehová» gobernará con Cristo en el cielo, quien «otras ovejas» puede vivir para siempre como súbditos del reino de Dios en la entonces tierra celestial.

Todas las personas que ahora viven y que no son siervos de Dios serán destruidas de acuerdo con la idea de los testigos de Jehová en el Armagedón, sin perspectiva de resurrección. Por lo tanto, se debe predicar a estas personas para que se unan a los testigos de Jehová y sean salvas.

Los testigos de Jehová predijeron el Armagedón para 1914, 1925 y 1975, la guerra que marcaría el comienzo del fin del mundo. Cuando no entró en las fechas anunciadas, el «Órgano rector» Requiere explicaciones. Con una inteligente combinación de citas bíblicas, muchos testigos pudieron apaciguarse, pero aún hubo más retiros.

Cielo con talante apocalíptico.

El fin del mundo llegaría ya en 1914, 1925 y 1975.

La palabra de dios es ley

Lo siguiente se aplica a los testigos: la palabra de Dios es ley. Y la palabra de Dios es del «Órgano rector» anunciado en las diversas publicaciones de La Atalaya. Por lo tanto, muchas reglas determinan la vida de un testigo: Navidad, Pascua, Adviento, cumpleaños, días del nombre, Mardi Gras, Día de la Madre, Nochevieja y muchos más son «fiestas paganas» prohibido.

Los testigos de Jehová ven el matrimonio como un regalo de Dios, la infidelidad es pecado y el divorcio solo es posible si la pareja ha sido infiel. Rechazan la homosexualidad: «La posición de la Biblia es muy clara: Dios tenía la intención de la sexualidad solo para el matrimonio entre un hombre y una mujer. (…) Cuando la Biblia condena la ‘fornicación’, se refiere tanto a actos homosexuales como a ciertos actos heterosexuales», se para en uno «Torre de vigilancia» sobre el tema «¿Cómo puedo explicar lo que dice la Biblia sobre la homosexualidad?».

El hombre es el cabeza de familia, la mujer «Se anima a amar a su marido y respetarlo como cabeza de familia.», según el portal de información de los testigos de Jehová sobre el tema del matrimonio.

Los testigos de Jehová bautizados también tienen prohibido aceptar transfusiones de sangre. Esto se ve como una violación del mandamiento divino. En «Despierto» desde el 22 de mayo de 1994 se muestran las fotos de 26 niños. 26 niños que murieron porque los testigos de Jehová rechazaron las transfusiones de sangre basándose en su fe. En «Despierto» se dice que estos niños ponen a Dios en primer lugar en sus vidas.

Solo hay un gobierno para los testigos de Jehová: el Reino de Dios. Oficialmente, dan a cada miembro la libertad de votar. Pero creen que esto equivale a apoyar un gobierno secular. Y según la creencia de los testigos de Jehová, el mundo está bajo la influencia del diablo. Por lo tanto, debe evitarse el contacto intensivo con personas del mundo, es decir, no testigos. Y también participación activa en el sistema mundano.

Litigio corporativo

En 2006, después de una disputa legal que duró más de diez años, los Testigos de Jehová obtuvieron el estatus de corporación pública en casi todos los estados federales, excepto en Baden-Württemberg, Bremen y Renania del Norte-Westfalia. Esto les permite recaudar impuestos eclesiásticos, emplear funcionarios eclesiásticos o establecer fundaciones. Además, quedan liberados de la obligación de pagar el impuesto de sociedades, el impuesto a la propiedad y el impuesto a la propiedad.

Los Testigos de Jehová habían declarado durante el proceso que no tenían ningún interés en los impuestos de la iglesia ni en las relaciones con los funcionarios públicos. Se preocupan principalmente por las ventajas fiscales y el reconocimiento asociado con el estatus. Han sido reconocidos como una corporación pública en todos los estados federales desde 2017.